¿Conozco a alguien con algún trastorno de la personalidad?

¿Qué es un trastorno de la personalidad?

Los trastornos de la personalidad son un grupo de afecciones mentales en las cuales una persona tiene un patrón prolongado de comportamientos, emociones y pensamientos que es muy diferente a las expectativas de su cultura. Estos comportamientos interfieren con la capacidad de la persona para desempeñarse en las relaciones interpersonales, el trabajo y otros contextos. Las causas de los trastornos de personalidad se desconocen. Se cree que factores genéticos y ambientales están relacionados con su desarrollo.

Los trastornos de personalidad se incluyen como trastornos mentales del Eje II en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, y en la sección de trastornos mentales y del comportamiento en el manual CIE de la Organización Mundial de la Salud. La personalidad se define psicológicamente, como rasgos mentales y de comportamiento permanentes que distinguen a los seres humanos. Un trastorno de personalidad se define como experiencias y comportamientos que difieren de las normas sociales y expectativas. Las personas diagnosticadas con un trastorno de la personalidad pueden tener alteraciones en la cognición, emotividad, funcionamiento interpersonal o en el control de impulsos. En general, los trastornos de personalidad se diagnostican al 40-60 % de los pacientes psiquiátricos, y representa el diagnóstico psiquiátrico más frecuente.

Quien padece este problema posee un patrón permanente de comportamiento que se aparta de lo que se espera del sujeto en su cultura, tiene su inicio en la adolescencia o en la edad adulta, es estable a lo largo del tiempo y comporta malestar o prejuicios a la persona afectada. Para entender en qué consiste este problema, tendríamos que hablar de lo que son los “rasgos de la personalidad”. Estos son patrones persistentes de formas de percibir, relacionarse y pensar sobre el entorno y sobre uno mismo los cuales se ponen de manifiesto en diversos contextos sociales y personales. El problema viene cuando estos rasgos se hacen inflexibles y desadaptativo, cuando causan un deterioro funcional significativo o un malestar subjetivo. El paciente con trastorno de la personalidad se caracteriza por un patrón estable de conductas maladaptativas, originadas en una anómala respuesta al estrés, y generadora de limitaciones en las esferas laboral, social e interrelacional por lo general mayor que la atribuible a los trastornos denominados neuróticos. La conducta de estos pacientes es repetitiva y autoperjudicial, por lo común irritante para los demás. Su sufrimiento emocional es percibido por ellos mismos como algo inevitable en lugar de como un factor que se debe aprender a evitar.

Tratamiento

Antiguamente las personas con estos trastornos usualmente no buscan tratamiento por su cuenta. Tienden a buscar ayuda una vez que su comportamiento ha causado problemas graves en sus relaciones personales o en sus trabajos. También pueden buscar ayuda cuando están luchando con otro problema psiquiátrico, como un trastorno del estado anímico o drogadicción. Aunque lleva tiempo tratar los trastornos de personalidad, ciertas formas de psicoterapia pueden servir. En algunos casos, los medicamentos son un complemento útil. La terapia cognitivo-conductual se centra en la solución de problemas con este tipo de pacientes. Para poder elaborar la historia clínica de estos trastornos, se deben confirmar los datos obtenidos en la entrevista con los referidos por la familia o amigos. También se debe evaluar la reacción del sujeto ante diferentes situaciones, ya que son personas que se acomodan mal al estrés y no responden de un modo flexible a los cambios de la vida, fracasando en la toma de decisiones. Estas alteraciones producen una repercusión negativa en el ambiente social o un malestar personal, aunque a menudo estas personas llegan a aceptarlas como parte integral de su yo y a considerar que los que están en discordia son los demás y no ellos.

Tipos de trastornos de la personalidad

  • Trastorno de la personalidad antisocial
  • Trastorno de la personalidad por evitación
  • Trastorno límite de la personalidad
  • Trastorno de la personalidad dependiente
  • Trastorno histriónico de la personalidad
  • Trastorno narcisista de la personalidad
  • Trastorno de la personalidad obsesiva-compulsiva
  • Trastorno paranoide de la personalidad
  • Trastorno esquizoide de la personalidad
  • Trastorno de la personalidad esquizotípica